SOLICITAR INFORMACIÓN - LEY DE TRANSPARENCIA TRANSPARENCIA ACTIVA - LEY DE TRANSPARENCIA AGENDA E INTERESES - LEY DEL LOBBY 20.730
  • Te encuentras en Inicio
  • Educación
  • Noticias
  • Primer Taller de Robótica Senior de Huechuraba: Derribando los mitos de la edad

29

noviembre

Primer Taller de Robótica Senior de Huechuraba
Primer Taller de Robótica Senior de Huechuraba
Primer Taller de Robótica Senior de Huechuraba
Primer Taller de Robótica Senior de Huechuraba
Primer Taller de Robótica Senior de Huechuraba

Primer Taller de Robótica Senior de Huechuraba: Derribando los mitos de la edad

Seis vecinos están siendo parte de esta experiencia piloto, impulsada por el Municipio, donde los participantes se han acercado a las nuevas tecnologías mediante la construcción y puesta en funcionamiento de un robot.

Provienen de distintos sectores de la comuna y durante su vida ejercieron diversas profesiones u oficios. Así son los seis integrantes del primer Taller de Robótica Senior desarrollado en  Huechuraba. La iniciativa, que surgió gracias al impulso de la Municipalidad, cuenta con la integración de la Oficina del Adulto Mayor, el Departamento de Educación y la Biblioteca Municipal.

El curso es impartido por el profesor Patricio Acuña, finalista del Global Teacher Prize Chile 2018, debido a su trabajo en el desarrollo de la esta tecnología con los estudiantes de la comuna. El docente cuenta que uno de los principales retos que ha tenido al impartir este curso ha sido el derribar los prejuicios que los adultos mayores no pueden aprender cosas nuevas, que estas actividades cognitivas sólo las pueden realizar los jóvenes.

“La robótica educativa cae muy bien porque genera pensamiento lógico, mantiene activa la actividad mental, es como leer. Es decir, genera un desarrollo en el tiempo y mantiene a las personas pensando, reflexionado, trabajando, haciendo ejercicio mental” aseguró como parte de los beneficios que tiene este taller el profesional.

Con esta invitación a romper las barreras, semanalmente los alumnos se reúnen para aprender más sobre robótica.  En una primera instancia debieron armar ellos mismos sus robots. “Venían todos desarmados  y con un librito que trae cada caja lo fuimos armando en parejas. Y una vez que los armamos, vino el profesor y nos empezó a enseñar la función de los motores y ahora nos está enseñando la programación, que es lo más difícil, porque nosotros sabemos poco de programación” dijo Pedro San Martín, uno de los aprendices de este taller.

Exploradores de la robótica:

Pedro tiene 73 años y aunque ha vivido gran parte de su vida en el sector de La Pincoya 1 dice que conoce poco a sus vecinos porque siempre trabajó fuera de Santiago. Este taller le ha permitido, por un lado, hacer amigos y sumarlos a los que ya ha conocido en el Club de Adulto Mayor al que también se ha incorporado ahora que está jubilado, pero por otro también le ha abierto la puerta a un mundo que hasta hace poco, le era desconocido.

Esta aproximación a la robótica, reconoce, en un comienzo le despertó al grupo cierto temor. “Cuando llegamos, llegamos asustados porque no sabíamos con qué nos íbamos a encontrar,  no teníamos idea. Pero con el correr de las clases que hemos tenido, que ya llevamos cuatro o cinco, nos hemos ido entusiasmando porque es entretenido armar y ahora hacerlo funcionar, estamos felices porque nunca lo habíamos hecho, primera vez”.

“Para mí el haber  logrado armar un robot, lo encuentro grandioso y ahora que estamos participando en todo lo que es la programación, darle las instrucciones al robot y que funcione, todo eso me tiene más entusiasmado y yo sé que esto tiene mucho campo y uno puede después en alguna medida seguir apoyándose y aprendiendo algo más”, son las palabras de Luis Vidal, otro de los asistentes al taller, quien a sus 75 años todos los miércoles llega a la Biblioteca Municipal, desde el sector de Pedro Fontova, para ampliar su conocimiento y compartir con sus compañeros.

Con el correr de las semanas el temor inicial ha ido despareciendo y ha aumentado el entusiasmo. Pedro San Martín agrega que para él esto ha sido “sumamente importante y beneficioso porque tenemos una entretención. Nosotros no teníamos idea de computación y ya nos metimos en el computador, aquí hay compañeros que no han tomado un computador nunca. Entonces ya nos metimos en el computador, nos metimos en la robótica, estamos en esto funcionando” reflexiona el vecino.

Luis Vidal, junto con agradecer el apoyo de la Municipalidad para la realización de estas actividades rescata la camaradería que ha generado el grupo. “Nos hemos conocido rápidamente y ha nacido una amistad y esperamos que no se termine todavía el curso, porque venimos una vez a la semana y para mí es el día que no me pueden tocar porque tengo que estar acá”.

Por su parte, para el encargado del taller también ya comienzan a aflorar las lecciones de esta experiencia senior. “Uno no saca nada con quedarse con lo que sabe, tiene que entregarlo y también cuando se busca entregar conocimiento, entregar información, entregar todo lo que uno sabe le da felicidad a las personas, porque las personas pueden encontrar felicidad en distintos ámbitos, en lo intelectual también hay entretención y las personas siguen sintiéndose vigentes todo el tiempo” sostiene el profesor Acuña.

Una vez que concluya este Taller de Robótica Senior los participantes recibirán su certificación correspondiente y además exhibirán el trabajo realizado a sus familias y la comunidad como un testimonio vivo que para aprender no existe el límite de edad.